TAPA CALIENTE DE MORICRETAS


TAPA DE MORICRETAS

DESCRIPCIÓN: croquetas con besamel y morcilla

Ingredientes: para +/- 20 croquetas

  • ½ l de LECHE SEMI-DESNATADA
  • 1.5 cucharadas de ACEITE DE OLIVA
  • 1.5 cucharadas de MARGARINA o mantequilla
  • 3 cucharadas rasas de HARINA
  • 1 MORCILLA DE ARROZ
  • 1 paquete de PAN RALLADO
  • 2 HUEVOS batidos con una pizca de sal
  • ¼ l de ACEITE DE GIRASOL
  • SAL al gusto

Preparación:

  • Quíta la piel a la morcilla, desmenúzala y resérvala en un plato tapada con plástico de cocina.
  • Ahora tienes que preparar la salsa besamel. Para ello:
    • Calienta en un cazo la leche, a fuego lento, para que no se agarre. Retírala del fuego antes de que empiece a hevir.
    • En una sartén pon el aceite y la margarina, a fuego lento, hasta que se calienten.
    • Añade la harina y mézclala bien hasta que tome toda la grasa.
    • Echa una cacilla de leche, ponlo a fuego medio (en mi vitrocerámica lo pongo entre el 6 y el 7) y remueve constantemente hasta que la leche se ligue bien con la harina. Repite este paso, cacilla a cacilla, hasta que hayas utilizado toda la leche y consigas una salsa besamel uniforme, fluida y sin grumos. Recuerda que no debes dejar de remover bien para que no se pegue y la salsa quede bien ligada (se te cansa un poco el brazo, pero vale la pena).
    • Añade ahora la morcilla desmigada y sigue removiendo durante unos 10 min.
    • Prueba la besamel, rectifícala de sal si es necesario y deja que se termine de cocinar durante otros 10 min. sin dejar de remover.
    • Retira la besamel del fuego, dejala que se enfríe bien y ponla en el frigorífico durante un par de horas o hasta el día siguiente. (Si la dejas sin tapar se secará la capa de arriba. Es mejor que la cubras con plástico de cocina para evitarlo)
    • Prepara un plato con el pan rallado y otro con el huevo batido para rebozar las croquetas.
    • Para hacer las croquetas, forma con la masa bolas del tamaño de una cucharada colmada (las puedes hacer redondas o darle forma cilíndrica) y vete reservándolas en un plato
    • Pasa cada croqueta primero por pan rallado, luego por el huevo y por último, otra vez por el pan rallado. Vete reservándolas en un plato.
    • Fríe las croquetas en una sartén alta o en una freidora (para que queden bien sumergidas en el aceite), a fuego medio, hasta que queden bien doraditas.
    • Ponlas en un plato cubierto con papel de cocina para que suelten el exceso de aceite y luego pásalas a la fuente o el recipiente dónde las vayas a servir.

COMENTARIO DE CARMYLA

Esta receta es muy especial. Parece un poco complicada, pero una vez que le has cogido el punto a la consistencia de la salsa besamel, es coser y cantar.

Como la morcilla va bastante especiada, la croquetas quedan muy sabrosas sin necesidad de añadir especias ni otros ingredientes que potencien el sabor.

Es verdad que no es precisamente baja en calorías, pero siempre nos podemos dar un gustazo si nos servimos la croqueta acompañada de una buena ensalada.

 

Saludos de Carmyla.

Anuncios

Un pensamiento en “TAPA CALIENTE DE MORICRETAS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s