COUSCOUS CRUJIENTE


COUSCOUS CRUJIENTE

COUSCOUS CRUJIENTE  tapa

 TAPA DE COUSCOUS CRUJIENTE

DESCRIPCIÓN: couscous con verduritas frescas

Ingredientes: para 4 personas o 16 tapas

  • 1 taza grande de desayuno de SÉMOLA PARA COUSCOUS INTEGRAL
  • 1 PIMIENTO ROJO en brunoise muy fina (cortado en daditos)
  • 1 CEBOLLA pequena, en brunoise muy fina
  • 1 ZANAHORIA grande, en brunoise
  • ½ CALABACÍN pequeño, en brunoise
  • ½  LIMÓN EN CONSERVA MARROQUÍ (en vinagre y sal) en brunoise
  • 4 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 1 cucharada de PEREJIL DESHIDRATADO
  • 1 cucharada de CEBOLLINO DESHIDRATADO
  • 1 cucharadita de AJO DESHIDRATADO
  • SAL al gusto

Preparación:

  • Elige un bol o una ensaladera grande que resista bien el calor.
  • Echa el pimiento rojo, la cebolla, la zanahoria, el calabacín, el limón en conserva marroquí, el perejil, el cebollino y el ajo deshidratados. Pon sal al gusto y mezcla bien todos los ingredientes (ver foto preparación 1).COUSCOUS CRUJIENTE prep 1
  • Añade una taza grande de desayuno de sémola para couscous, el aceite de oliva y sal al gusto. Vuelve a mezclar bien (ver foto preparación 2).COUSCOUS CRUJIENTE prep 2
  • Echa 1.5 tazas de agua hirviendo y remueve durante medio minuto.
  • Iguala la superficie, tapa el bol con plástico de cocina y déjalo reposar hasta que el couscous haya absorvido todo el líquido (unos 5-10 min.)
  • Puedes servirlo caliente o frío, en forma de ensalada. Si eliges la segunda opción, espera a que el couscous se enfríe y ponlo en el frigorífico durante un par de horas.
  • Suelta los granos de couscous con un tenedor antes de servirlo (ver fotos).

COUSCOUS CRUJIENTE  plato combinado albóndigas

COMENTARIO DE CARMYLA

A esta receta la he llamado “couscous crujiente” porque así es su textura. Al utilizar verduras crudas en daditos muy pequeños, estas quedan crujientes pero muy sabrosas porque toman el sabor de las especias rehidratadas y el limón.

El limón en conserva marroquí es un limón que se embota entero con sal y vinagre. Su sabor es intenso y con poca cantidad tienes suficiente para aromatizar un plato. También es ideal para cocinar tajines.

Si no encuentras limón en conserva marroquí, puedes utilizar el zumo de medio limón.

Mi sugerencia de acompañamiento para este couscous crujiente son unas “albóndigas con mezcla de especias marroquí”, cocinadas al horno, que le van de maravilla.

Saludos de Carmyla.

88x31

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s