Archivo de etiquetas| RECETA BASE

RECETA BASE: SALSA DE ROQUEFORT

SALSA ROQUEFORT

 RECETA BASE: SALSA DE ROQUEFORT

DESCRIPCIÓN: salsa a base de yogurt y queso Roquefort

Ingredientes:

  • 1 YOGURT GRIEGO NATURAL
  • ½ cucharadita de AZUCAR
  • 2 cucharadas de MAYONESA baja en grasa
  • 50 g de QUESO ROQUEFORT a temperatura ambiente

Preparación:

  • Pon en un bol (o en una batidora de vaso) todos los ingredientes: el yogurt, el azucar, la mayonesa y el queso Roquefort.
  • Mezcla bien todos los ingredientes hasta que obtengas una salsa uniforme.
  • Sírvela en un cuenco bonito. Pon en el centro unos trocitos de queso roquefort (ver foto).

COMENTARIO DE CARMYLA

Si te gusta el queso azul, esta salsa roquefort te va a encantar. A mi me gusta con bastante queso pero si ves que te resulta un poco fuerte, puedes ponerle menos. Empieza por poner la mitad del queso y vete añadiendo más hasta que encuentres el punto perfecto de sabor.

Esta salsa roquefort es una salsa cremosa y muy sabrosa que le va bien tanto a ensaladas, carne o pescado. Al ser a base de yogurt, no resulta pesada y, como tiene un sabor muy intenso, con poca cantidad es suficiente.

Es una buena fuente de calcio y, aunque yo no la llamaría “light”, aporta muchas menos calorías que otras salsas a base de aceite.

Poco a poco te iré dando ideas para utilizar esta salsa.

Me encantará que me dejes tus comentarios para saber tu opinión.

Saludos de Carmyla.

SALSA DE QUESO

SALSA DE QUESO

 

DESCRIPCIÓN: salsa besamel (a base de mantequilla, aceite de oliva, harina y leche) con queso.

 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de MANTEQUILLA
  • 2 cucharadas de ACEITE DE OLIVA
  • 4 cucharadas de HARINA
  • 1 L de LECHE SEMI-DESNATADA
  • 125 g  de QUESO RALLADO (tipo a elegir)
  • SAL al gusto

Preparación:

  • Calienta la leche en un cazo, a fuego lento, para que no se agarre.
  • Retírala del fuego antes de que empiece a hervir.
  • En una sartén pon el aceite y la mantequilla, a fuego lento.
  • Cuado estén calientes, añade la harina y mézclala bien hasta que tome toda la grasa.
  • Echa una cacilla de leche, ponlo a fuego medio ( en mi vitrocerámica lo pongo entre el 6 y el 7) y remueve constantemente con unas varillas o una espáatula de madera, hasta que la leche se ligue bien con la harina. Repite este paso, cacilla a cacilla, hasta que hayas utilizado toda la leche y consigas una salsa besamel uniforme, fluida y sin grumos. Recuerda que no debes dejar de remover bien para que no se pegue y la salsa quede bien ligada (se te cansa un poco el brazo, pero vale la pena).
  • Añade ahora el queso rallado y un poco de sal (ten cuidado porque el queso ya lleva sal), y sigue removiendo durante unos 10 min.
  • Prueba la salsa de queso y rectifícala de sal si es necesario.
  • Deja que se termine de cocinar durante otros 10 min. sin dejar de remover.

COMENTARIO DE CARMYLA

Esta salsa de queso es ideal para hacer lasaña, pasta y gratinados. Lleva un poco más de leche que una besamel normal para que quede más fluida. Además el queso le da mucha cremosidad y sabor.

Como puedes deducir por la lista de ingredientes, no es una salsa “light” porque casi todos sus ingredientes tienen un alto contenido en calorías. Sin embargo, es una salsa rica en calcio y proteína por lo que, consumida sin excesos, puede resultar muy beneficiosa en cualquier dieta sana y equilibrada.

 

Saludos de Carmyla.

FLORON

FLORON

DESCRIPCIÓN: media luna de masa de hojaldre cocinada en el horno

Ingredientes: para +/- 30 florones

  • 1 paquete de MASA DE HOJALDRE

Preparación:

  • Precalienta el horno a 210°C
  • Para hacer los florones, corta trozos de masa de hojaldre con una cortador para galletas en forma de media luna.
  • Ponlos en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado y hornéalos durante unos 10 min. (lo mejor es que sigas las instrucciones que aparecen en el paquete de la masa de hojaldre). Resérvalos en un plato sin taparlos para que no se reblandezcan.

COMENTARIO DE CARMYLA

Estos florones son una receta básica que puedes utilizar para realizar o acompañar un montón de platos. A todos ellos les dan un toque de sabor y “distinción”.

Sírvelos para acompañar sopas, pescados o carnes. También lo puedes utilizar como base de tapas como el “florón de salmón” (ver “recetas”)

Saludos de Carmyla.