Archivo de etiquetas| comida para régimen

CALZÓN DE HABAS CON BACON Y JAMÓN SERRANO

CALZÓN DE HABAS  1

TAPA DE CALZÓN DE HABAS

CON BACON Y JAMÓN SERRANO

 

DESCRIPCIÓN: habas frescas con “calzón” cocinadas con bacon y jamón serrano

 

Ingredientes: para 15 tapas

  • 500 g de HABAS FRESCAS CON CALZÓN troceadas
  • 75 g de BACON en taquitos o trocitos
  • 75 g de JAMÓN SERRANO en trocitos
  • 1 PIMIENTO VERDE en brunoise (cortado en daditos)
  • 1 TOMATE sin piel y en brunoise
  • 2 dientes de AJO picados fino
  • ½ cucharadita de PIMENTÓN DE LA VERA
  • 1 HOJA DE LAUREL
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • SAL al gusto

Preparación:

  • Pon a calentar el aceite de oliva en una sartén grande, a fuego lento.
  • Pocha el pimiento verde con el ajo hasta que el ajo comience a ponerse dorado.
  • Añade el bacon y el jamón serrano y fríelos hasta que suelten su grasita.
  • Echa las habas en trocitos, ponlo a fuego medio y deja que se frían durante unos 3 o 4 minutos, removiendo a menudo para que el ajo no se queme.
  • Añade el pimentón de la vera y mézclalo bien con los demás ingredientes durante unos 10 segundos.
  • Echa el tomate en trocitos la hoja de laurel, un chorrito de agua y sal al gusto.
  • Deja que las habitas se terminen de hacer hasta que la salsa reduzca (unos 4 min.) dando vuelta a menudo para que no se peguen al fondo de la sartén.

calzon de haba con bacon y jamon serrano 2

COMENTARIO DE CARMYLA

 

Esta es una receta maravillosa para la gente a la que le gustan las habas. Las habas son como las coles de bruselas, el gazpacho o las espinacas: o te encantan o las odias.

Si eres de los del primer grupo y te encantan, estás de suerte porque con esta receta vas a poder disfrutarlas de lo lindo.

La habitas se impregnan de la grasita del bacon y del jamón y quedan deliciosas. El pimiento, el ajo, el tomate y el pimentón de la vera, le van como anillo al dedo y realzan su sabor pasando a formar parte de una salsa rica y muy sabrosa.

Cuidado al echar la sal porque el bacon y el jamón serrano ya llevan bastante sal.

Un primer plato de verdura diferente, sencillo, sano y sabroso.

Ideal para incluir una tapa de verdura especial, en cualquier buffet de tapas.

Saludos de Carmyla.

creative commons

 

Anuncios

ENSALADA CON QUESO FETA MARINADO

ENSALADA CON QUESO FETA MARINADO

ENSALADA CON QUESO FETA MARINADO

 

DESCRIPCIÓN: ensalada a base de 5 tipos de verduras diferentes y queso feta marinado

 

Ingredientes: por ensalada

  • 12 dados de QUESO FETA
  • 1 puñado de RUCOLA
  • 1 puñado de BROTES DE SOJA
  • 1 puñadito de BROTES DE ALFALFA
  • 1 puñado de ZANAHORIA rallada
  • 3 RÁBANOS cortados en láminas
  • SAZONADOR PARA ENSALADA (perejil y ajo secos)
  • ½ cucharadita rasa de TOMILLO
  • ½ cucharadita rasa de ROMERO
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 1 cucharadita de VINAGRE
  • SAL al gusto

Preparación:

  • Para marinar el queso feta:
    • En un bol, pon el tomillo, el romero, 1 cucharadita de sazonador para ensalada , el aceite de oliva y el vinagre. Mézcla bien todos los ingredientes.
    • Echa los dados de queso feta y mézclalos bien con la marinada para que se impregnen bien de ella.
    • Tapa el bol con plástico de cocina y ponlo en el frigorífico durante un par de horas.
    • Para montar la ensalada:
      • En una ensaladera pon la rucola, los brotes de soja, los brotes de alfalfa, los rábanos, la zanahoria y las láminas de rábano.
      • Ponles sal al gusto y dale vuelta.
      • Coloca en el centro de la ensalada los dados de queso feta marinados (sin la marinada).
      • Salsea la ensalada con la marinada del queso feta.
      • Decórala espolvoreando un poco más de sazonador para ensalada (perejil y ajo secos). Ver fotos

ENSALADA CON QUESO FETA MARINADO 1

COMENTARIO DE CARMYLA

Me encanta combinar todo tipo de verduras para crear nuevas ensaladas. Lo que más me gusta es abrir el frigorífico, mirar el el cajón de las verduras e ir sacando lo que me apetece en ese momento.

No te puedo negar que mi cajón de las verduras tiene un poco de todo y que intento que esté lleno de productos frescos.

La combinación de hoy, que ha dado lugar a esta ensalada de queso feta marinado, lleva 5 verduras diferentes así que ya te puedes imaginar “el cocktail” de vitaminas y minerales que lleva.

La verdura que me gustaría destacar hoy son los “brotes de alfalfa”. En general, los brotes de verduras son lo más sano que te puedes encontrar. La concentración de vitaminas y minerales es todavía más alto que cuando se desarrollan y se hacen “verdura”. Además son muy fáciles de digerir y tienen un sabor intenso. En el mercado, los brotes más fáciles de encontrar son los de soja y los de avena pero, si buscas un poco, podrás encontrar también de rábano, de puerro, de brócolli, … Si los encuentras, no dudes en probarlos. Quedan genial en ensaladas y bocadillos. Además son muy atractivos a la hora de decorar un plato.

Para terminar, te diré que el queso feta marinado es para chuparse los dedos. Lo puedes encontrar en el supermercado “al natural” o en aceite con especias. Cualquiera de las 2 formas te puede dar mucho juego en cualquier tipo de ensalada.

Disfruta a tope comiendo alimentos básicos, sanos y sabrosos.

Saludos de Carmyla.

creative commons

SARDINAS A LA CARMYLA

SARDINAS REBOZADAS 1

SARDINAS ADOBADAS Y REBOZADAS A LA CARMYLA

 

DESCRIPCIÓN: sardinas con adobo y rebozado especial

 

Ingredientes: para 15 sardinas

  • 15 SARDINAS pequeñas, limpias (sin cabeza, tripas ni espinas)
  • Para la marinada:
    • 2 dientes de AJO picados muy fino
    • 1 CEBOLLITA FRESCA picada muy fino
    • 2 cucharadas de VINAGRE DE vino
    • 2 LIMAS (o limones)
    • AGUA
    • 4 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
    • ½ cucharadita de CAYENA EN POLVO (u otro tipo de picante)
    • 1 cucharadita rasa de COMINO EN POLVO
    • SAL y PIMIENTA al gusto
    • 2 o 3 HUEVOS batidos
    • 2 dientes de AJO pelados y partidos por la mitad
    • 2 vasos de ACEITE DE GIRASOL
    • PEREJIL EN RAMA para decorar

Preparación:

  • Limpia las sardinas:
    • Tira de la parte de atras de la cabeza hacia la cola para quitar al mismo tiempo las tripas.
    • Lávalas bien debajo de agua corriente.
    • Coge cada sardina con las 2 manos, ahueca con los dedos pulgares la parte de arriba de la espina y vete sacándola con cuidado de que no se rompa y de llevarte la menos carne posible.
    • Prepara el adobo la noche anterior de cocinar las sardinas (u 8 horas antes):
      • Pon las sardinas en una ensaladera grande y echa agua hasta que queden cubiertas.
      • Echa sal y pimienta al gusto.
      • Echa todos los ingredientes para el adobo: el ajo, la cebollita, el vinagre, el zumo de las limas (y la peladura), el aceite, la cayena y el comino.
      • Dale bien vueltas con las manos para que todos los ingredientes se mezclen bien.
      • Tapa la ensaladera con plástico de cocina y mételo en el frigorífico durante 8 horas.
      • Saca las sardinas del adobo, escúrrelas y sécalas con un paño limpio de cocina (o papel absorvente).
      • Bate los huevos y ponles un poco de sal al gusto.
      • Pon una sartén mediana a fuego medio (al 7) y calienta el aceite de girasol con los 2 dientes de ajo cortados por la mitad. Cuando los ajos estén dorados, sácalos de la sartén con una espumadera (resérvalos sin quieres, pero solo los queremos para aromatizar el aceite).
      • Pasa las sardinas por el huevo batido y vete friéndolas hasta que queden doradas.
      • Ponlas en un plato cubierto con papel absorvente de cocina, para que pierdan el exceso de aceite.
      • Para montar la tapa, sirve 2 sardinas en un platito y decóralas con una ramita de perejil en rama.

SARDINAS REBOZADAS

COMENTARIO DE CARMYLA

Bajo la apariencia sencilla de estas sardinas rebozadas se esconde un mundo de sabores increíble.

Échale un vistazo a la lista de ingredientes y mira como las he adobado. La sardina se impregna de los sabores ácidos del vinagre de vino y de la lima, del ajo, la cebolla y el comino. Además, la cayena le da un toquecito picante que le va de maravilla.

La unica complicación que tiene este plato es dejar las sardinas bien limpias de espinas. Si puedes, dile a tu pescatero que te las limpie. Si no es posible, pues te tocará hacelo tu misma/o (mira como se hace en el apartado de preparación).

Te prometo que esta es una tapa que sorprende. Cuando se la llevan a la boca nadie se espera la explosión de sabores que van a descubrir. La reacción de sorpresa va acompañada de un “ummmmm” que te hará sonreir de satisfacción.

 

Saludos de Carmyla.

creative commons