Archivo de etiquetas| PESCADO

PASTA CON HINOJO

PASTA CON HINOJO 2

PASTA CON HINOJO

DESCRIPCIÓN: pasta integral con hinojo, salmón, quisquillas y salsa de queso gorgonzola

Ingredientes: para 4 personas

  • 250 g de PASTA integral
  • 200 g de QUISQUILLAS peladas
  • 250 g de SALMÓN FRESCO, cortado en dados
  • 100 g de SALMÓN AHUMADO cortado en trocitos
  • 2 HINOJOS medianos, en brunoise (cortados en daditos)
  • 2 CEBOLLAS medianas, en brunoise
  • 75 g de QUESO GORGONZOLA dulce
  • 200 ml de NATA (< 10% de materia grasa)
  • 4 cucharadas de ACEITE DE OLIVA
  • SAL al gusto
  • 4 cucharadas de QUESO MOZARELA RALLADO
  • Las ramitas verdes del hinojo para decorar

Preparación:

  • Cuece la pasta siguiendo las indicaciones del envase, refréscala con agua fría, escúrrela y resérvala en un bol.
  • Corta el hinojo en daditos. Corta la parte verde de los tallos, pícala y resérvala en un platito porque la vamos a añadir a la salsa.
  • Reserva también el salmón ahumado, cortado en trocitos y 3 cucharaditas de quisquillas para decorar el plato.

PASTA CON HINOJO prep 2

  • En una sartén grande, pon a freír en el aceite de oliva, a fuego medio, el hinojo y la cebolla. Añade un poco de sal al gusto.

PASTA CON HINOJO prep 1

  • Deja que se haga hasta que la cebolla esté transparente y el hinojo quede blandito.
  • Añade el salmón fresco en dados, la nata y el queso gorgonzola.

PASTA CON HINOJO prep 3

  • Mezcla bien los ingredientes y déjalo hasta que el salmón se ponga rosado.
  • Añade las quisquillas.

PASTA CON HINOJO prep 4

  • Echa también la pasta que tienes reservada y mézclala bien para que se impregne de la salsa. Cocínala hasta que esté bien caliente.
  • Para montar el plato:
    • pon la pasta en un plato grande y hondo, tipo italiano.
    • Reparte el salmón ahumado, las quisquillas y el queso rallado por encima.
    • Decora con las ramitas verdes del hinojo.

COMENTARIO DE CARMYLA

No me canso de comer pasta porque la puedo preparar de mil maneras y cada receta es un mundo diferente.

Hoy la he cocinado de una forma más especial y “festiva” para que puedas sorprender a tus invitados con un plato sencillo y sano pero a la vez diferente y super lekker (rico, sabroso en neerlandés).

El hinojo es lo que le da el toque especial y refinado a la vez. Tiene un sabor anisado muy sutil que me encanta y, en combinación con la cebolla, le aporta un aroma al plato que te hace la boca agua en cuanto te lo ponen delante.

El queso gorgonzola es un queso azul muy cremoso y de sabor fuerte, pero no tanto como otros como el roquefort. No te puedes imaginar cómo queda en combinación con el hinojo.

Sírve la pasta bien caliente y diréctamente después de cocinarla para que la salsa quede perfecta.

Saludos de Carmyla.

PASTA CON HINOJO 1

Anuncios

Tapa caliente de ARROZ CON MARISCO

 TAPA DE ARROZ CON MARISCO

DESCRICIÓN: arroz con pescado, gambas, mejillones y calamar, cocinado en paellera Sigue leyendo

TAPA CALIENTE DE MARINEJAS

  

MARINEJAS

ALMEJAS A LA MARINERA

DESCRIPCIÓN: almejas frescas en salsa elaborada con vino blanco y perejil y ligada con pan rallado. Sigue leyendo

Tapa caliente de TIGRES

TIGRES

DESCRIPCIÓN: Croqueta de mejillón

Ingredientes: para +/- 20 tigres

  • ½ l de LECHE SEMI-DESNATADA
  • 1.5 cucharadas de ACEITE DE OLIVA
  • 1.5 cucharadas de MARGARINA o mantequilla
  • 3 cucharadas rasas de HARINA
  • ½ kg de MEJILLONES
  • 1 CEBOLLA picada muy fina
  • 20 cucharaditas de TOMATE FRITO
  • 1 paquete de PAN RALLADO
  • 2 HUEVOS batidos con una pizca de sal
  • ¼ l de ACEITE DE GIRASOL
  • SAL, PIMIENTA y NUEZ MOSCADA al gusto

Preparación:

  • Lava bien los mejillones y retira las “barbas” (desecha los que ya estén abiertos o rotos para evitar intoxicaciones).
  • Ponlos en una cazuela, a fuego fuerte, hasta que se abran (desecha también los mejillones que hayan quedado cerrados).
  • Escúrrelos pero no te olvides de guardar el líquido que han soltado los mejillones (porque lo vas a utilizar más tarde para darle sabor a la salsa besamel). Pasa este líquido por el colador para retirar impurezas o trocitos de valva y resérvalo.
  • Separa las valvas de los mejillones y reserva la valva de arriba (a la que no está unida el mejillón) porque luego la vamos a rellenar con salsa besamel.
  • Desprende los mejillones de la otra valva, córtalos en trocitos muy pequeños y resérvalos en un plato, cubiertos de plástico de cocina (preferentemente en el frigorífico), hasta que los vayas a utilizar. Esta valva no la vamos a utilizar.
  • Ahora tienes que preparar la salsa besamel.
  • Para ello, calienta en un cazo la leche, a fuego lento, para que no se agarre.
  • En una sartén pon a freir la cebolla en el aceite y la margarina, a fuego lento, hasta que quede transparente.
  • Añade la harina y mézclala bien hasta que tome toda la grasa.
  • Echa una cacilla de leche, ponlo a fuego medio (en mi vitrocerámica lo pongo entre el 6 y el 7) y remueve constantemente hasta que la leche se ligue bien con la harina. Repite este paso, cacilla a cacilla, hasta que hayas utilizado toda la leche y consigas una salsa besamel uniforme, fluida y sin grumos. Recuerda que no debes dejar de remover bien para que no se pegue y la salsa quede bien ligada (se te cansa un poco el brazo, pero vale la pena).
  • Añade los trocitos de mejillón y media taza del líquido de los mejillones que tenías reservado y sigue removiendo durante unos 10 min.
  • Prueba la besamel y rectifícala de sal si es necesario (el líquido del mejillón es muy salado, así que ten cuidado de no añadir mucha sal). Ponle pimienta y nuez moscada al gusto y deja que se termine de cocinar durante otros 10 min. sin dejar de remover (a estas alturas ya casi no sientes el brazo, jaja).
  • Retira la bechamel del fuego, dejala que se enfríe bien y ponla en el frigorífico durante un par de horas o hasta el día siguiente. (Si la dejas sin tapar se secará la capa de arriba. Es mejor que la cubras con plástico de cocina para evitarlo)
  • Para rellenar los mejillones, pon en el fondo cada valva de mejillón una cucharadita de tomate frito. Rellénalas con una cucharada colmada de besamel. Ten cuidado de apretar bien la masa a los bordes de la valva del mejillón para que quede bien sellado y no se salga al freirlos (con la cuchara boca a bajo, arrastra la masa desde el centro hacia los bordes).
  • Prepara un plato con el pan rallado y otro con el huevo batido para rebozar los mejillones (solo por la parte de la besamel). Pasa el mejillón primero por pan rallado, luego por el huevo y por último, otra vez por el pan rallado. Vete reservándolos en un plato.
  • Frie los “tigres” en una sartén alta o en una freidora (para que queden bien sumergidos en el aceite), a fuego medio, con la valva hacia arriva, hasta que queden bien doraditos.
  • Ponlos en un plato cubierto con papel de cocina para que suelten el exceso de aceite y luego pásalos a la fuente o el recipiente dónde los vayas a servir.

COMENTARIO DE CARMYLA

Los mejillones son una fuente de proteínas marinas de alta calidad, de minerales (yodo, hierro, calcio,sodio, fósforo y magnesio) y vitaminas (principalmente vit E y vit B). Además son muy bajos en calorías, 67 kcal por 100g. Por ello son muy recomendables para el buen funcionamiento del metabolismo y en dietas bajas en grasa.

Esta receta es muy especial. Parece un poco complicada, pero una vez que le has cogido el punto a la consistencia de la salsa besamel, es coser y cantar. Resulta una tapa muy especial tanto para niños como para mayores.

Es verdad que no es precisamente baja en calorías, pero siempre nos podemos dar un gustazo si nos servimos el tigre acompañado de una buena ensalada.

Saludos de Carmyla.

Tapa Fria de SUSHI

SUSHI

MAKI DE SALMÓN, MAKI DE CHACA Y NIGIRI DE SALMÓN

           

DESCRIPCIÓN:

MAKI: rollitos de arroz envueltos en alga nori con verduras, salmón o chaca y wasabi.

NIGIRI: bola de arroz cubierta de salmón, wasabi, verduras y nori.

 

Ingredientes: para 12 makis y 6 nigiris

  • 150 g de ARROZ BOMBA (tipo para paella)
  • 3 láminas de ALGA NORI (ver curiosidades)
  • 200 g de SALMÓN AHUMADO en lonchas
  • 3 piezas de CHACA o palitos de mar
  • 1 cucharada de WASABI
  • 1 cucharada de VINAGRE DE ARROZ ( o vinagre blanco)
  • 1 ZANAHORIA  cortada en juliana (en tiras alargadas y finas)
  • 1 trozo de PEPINO de 10 cm., cortado en juliana

Preparación:

  • Cuece el arroz siguiendo las instrucciones del envase. Escúrrelo y colócalo en una fuente. Añádele el vinagre y mézclalo bien con el arroz.  Extiéndelo bien y deja que se vaya enfriando sin darle más vueltas (tiene que quedar pegajoso). Cuando está casi frío ya puedes empezar a hacer el sushi.

MAKI DE SALMÓN y MAKI DE CHACA

  • Pon una lámina de nori sobre una esterilla de bambú para hacer sushi (si no tienes, ponla sobre un trozo de plástico de cocina), con la parte brillante hacia abajo.
  • Coloca encima una capa fina de arroz, dejando un borde de unos 3 cm. en uno de los lados más largos de la lámina.
  • Pon ahora una capa de salmón ahumado (para maki de salmón) o una de chaca (para maki de chaca). Cúbrelo con una capa muy fina de wasabi y pon encima tiras de zanahoria y de pepino. Moja con un poco de agua el borde.
  • Forma un rollo, empezando por la parte más larga del rectángulo de la lámina de alga nori, la parte opuesta el borde. Para ello, levanta un poco la esterilla y vete presionando bien el rollo a medida que lo vas formando para que quede bien compacto.
  • Corta el rollo en 6 partes iguales. Te resultará más fácil si mojas el cuchillo en agua.

NIGIRI DE SALMÓN

  • Forma 6 bolas de arroz y dales forma de “albóndiga”.
  • Úntalas por encima con una capa muy fina de wasabi.
  • Cubre cada una de ellas con salmón ahumado, pon encima una tira de zanahoria y otra de pepino.
  • Corta 6 tiras finas de nori, mójalas un poco con agua (para que queden pegajosas) y ata con ellas las verduras al nigiri (ver foto).

COMENTARIO DE CARMYLA

 Como has podido comprobar, no hay nada más fácil que hacer sushi (estos en concreto los han hecho mis hijos). Eso si, necesitas un par de ingredientes que no sueles tener en casa, como el wasabi y la alga nori. Estos ingredientes, al igual que la esterilla de bambú, los encuentras fácilmente en grandes supermercados.

Puedes servir el sushi acompañado de un cuenco, con una mezcla de salsa de soja y un poco de wasabi o con salsa teriyaki (que se compra ya preparada).

 

Saludos de Carmyla