Archivo de etiquetas| sencillo

MERO AL HORNO

MERO AL HORNO

mero al horno 1

DESCRIPCIÓN: mero cocinado al horno con puerro pochado

 

Ingredientes: para 4 personas

  • 800 g de MERO en filetes
  • 4 PUERROS en brunoise (cortados en daditos)
  • 6 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • SAL al gusto

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200°C.
  • Pon a calentar el aceite de oliva en una sartén grande, a fuego lento.
  • Añade el puerro y sal al gusto. Deja que éste se haga, muy poco a poco hasta que quede muy hecho pero sin que coja color dorado.
  • Limpia el mero y saca los filetes, sin piel ni espinas. Ponle sal al gusto.
  • Cubre la bandeja del horno con papel sulfurizado (papel de horno, ver documento en “trucos y curiosidades”).
  • Coloca los filetes de mero sobre el papel de horno.
  • Cuando el puerro esté listo, repártelo sobre los filetes de mero.
  • Pon el pescado en el horno durante unos 10 min. o hasta que veas que el pescado esté bien “calado” (hecho por dentro). Ten cuidado de que el puerro no se queme.

mero al horno 2

COMENTARIO DE CARMYLA

El mero es uno de los peces más apreciados y cotizados por su extraordinario sabor. De ahí el refrán “de la mar el mero y de la tierra el cordero”. Es un pescado blanco, semigraso, que aporta gran cantidad de vit. B1 y, por ello, es muy recomendado en periodos de convalescencia, embarazo o lactancia.

Es un pescado de poco rendimiento, es decir, que su carne solo supone el 35%. Por ello, y por su alto contenido en colágeno, es muy utilizado en salsas y caldos de pescado.

A mi me gusta prepararlo de forma sencilla, sin demasiados ingredientes añadidos que puedan enmascarar o anular su delicioso sabor. Por eso, la receta de hoy solo lleva 4 ingredientes. He utilizado mucho puerro pochado que le va a las mil maravillas. Lo tienes que cocinar antes de ponerlo en el horno porque el pescado se hace muy rápido y el puerro quedaría crudo.

Sírvelo acompañado de una buena ensalada y un poco de pan y tendrás en tu mesa, en menos de media hora, una comida equibrada, sencilla, sana y sabrosa.

 

Saludos de Carmyla.88x31

CREMA DE PATATA Y BRÓCOLI CON CAMARONES

CREMA DE PATATA Y BRÓCOLI CON CAMARONES

crema de patata con brocoli 1 DESCRIPCIÓN: crema de patata y brócoli acompañada de camarones   Ingredientes: para 4 personas o 16 tapas

  • 100 g de CAMARÓN pelado (o quisquillas)
  • 4 PATATAS medianas, cortadas en dados
  • 500 g de BRÓCOLI
  • 1 CEBOLLA grande en brunoise (cortada en daditos)
  • 1 cucharada de PEREJIL DESHIDRATADO
  • 1 cucharada de CEBOLLINO DESHIDRATADO
  • 1 cucharadita de AJO DESHIDRATADO
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 1 cucharada colmada de QUESO RICOTTA
  • 2 pastillas para CALDO DE VERDURAS

Preparación:

  • Pon a calentar el aceite en una cazuela mediana, a fuego lento. Pocha la cebolla hasta que quede bien caramelizada.
  • Añade las patatas, el brócoli, el perejil el cebollino y el ajo deshidratados. Ponlo a fuego alto y mezcla bien todos los ingredientes.
  • Cúbrelos con agua hasta 2 dedos por encima de los ingredientes.
  • Desmenuza las pastillas para caldo de verduras y ponlas en la cazuela.
  • Deja que cueza, a fuego medio, durante unos 20 min. o hasta que la patata esté bien cocida.
  • Echa 1 cucharada de queso ricotta y pasa la crema por la batidora hasta que te quede sin tropiezos.
  • Sirve la crema en tazones (grandes o pequeños, ver fotos) y decóralos con los camarones y un poco de mezcla de las especias.

crema de patata con brocoli 2

COMENTARIO DE CARMYLA

Hasta hace poco no utilizaba pastillas para caldo porque me sentaban fatal. Entre sus ingredientes llevan mucha sal, colorantes, conservantes y, sobre todo, potenciadores del sabor: glutamato monosódico (GMS / E621). Este aditivo alimentario, aunque es considerado como “seguro”, puede producir efectos secundarios como dolor de cabeza, enrojecimiento de la cara o transtornos intestinales. No es nada recomendable para las personas que sufren de migrañas, colon irritable o fibromialgia. En la comida China se utiliza de modo generalizado y en cantidades elevadas. Esta es la razón por la que a mucha gente no le sienta bien. Incluso hay un síndrome tipificado baja el nombre de “síndrome del restaurante chino”. Afortunadamente, los productores de comida preparada están dando un giro hacia la comida más sana y con menos aditivos. Por eso, cada vez es más fácil encontrar pastillas para caldo elaboradas con ingredientes naturales. Las que yo utilizo las compro en la tienda “bio” y no tienen nada que envidiar a las que encuentras en el supermercado.   Saludos de Carmyla. 88x31

CAKE DE MANZANA “SIN” (sin gluten, sin lactosa,sin azúcar refinado, sin grasas añadidas)

CAKE DE MANZANA  “SIN”

CAKE DE MANZANA SIN prep 3

DESCRIPCIÓN: bizcocho de manzana a base de harina de trigo sarraceno, azúcar no refinado y leche de soja  Sigue leyendo

CHAMPIÑONES CON BACON

CHAMPIÑONES CON BACON 2

CHAMPIÑONES CON BACON

DESCRIPCIÓN: láminas de champiñón cocinadas con tacos de bacon fresco y especias. Sigue leyendo

ENSALADA DE TOMATE CON VINAGRETA DE ANCHOAS

ENSALADA DE TOMATE Y ANCHOAS tapa 2

TAPA DE ENSALADA DE TOMATE CON VINAGRETA DE ANCHOAS

ENSALADA DE TOMATE Y ANCHOAS buffet 2

DESCRIPCIÓN: tomates aliñados con vinagreta con anchoas y especias  Sigue leyendo

POLLO FRITO CON CHERRYS Y ESPECIAS

POLLO CON TOMATITOS plato

TAPA CALIENTE DE POLLO FRITO

CON CHERRYS Y ESPECIAS

DESCRIPCIÓN: pollo frito con tomates cherry y especias  Sigue leyendo

ALUBIA VERDE CON PATATA

ALUBIA VERDE CON PATATA

ALUBIA VERDE CON PATATA

 

DESCRIPCIÓN: alubia verde con patata, zanahoria y especias rehidratadas, cocidas en olla exprés  Sigue leyendo

CANAPÉ DE ANCHOAS CON TOMATE SOBRE PAN CRUJIENTE

CANAPÉ DE TOMATE Y ANCHOA 1

CANAPÉ DE ANCHOAS CON TOMATE

SOBRE PAN CRUJIENTE

DESCRIPCIÓN: rebanada de pan de baguette calentada en el horno y cubierta de queso, tomate y anchoas Sigue leyendo

POLLO EN SALSA CREMOSA

POLLO EN SALSA CREMOSA

POLLO EN SALSA CREMOSA

DESCRIPCIÓN: pollo con verduras en salsa a base de nata líquida baja en grasa.

Ingredientes: para 4 personas o 16 tapas

  • 700 g de PECHUGA DE POLLO cortada en trozos grandes
  • 1 PIMIENTO ROJO MORRÓN en juliana (cortado en tiras)
  • 1 PUERRO grande, cortado en aros
  • 2 dientes de AJO picados fino
  • 250 ml de NATA LÍQUIDA (< 10% de grasa)
  • 2 cucharadas de SAZONADOR PARA ENSALADAS (mezcla de ajo, perejil y cebollino secos)
  • 6 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • SAL y PIMIENTA al gusto

Preparación:

  • En una sartén mediana pon a calentar 2 cucharadas de aceite, a fuego lento. Añade el pimiento rojo, el puerro, el ajo y sal al gusto.
  • Deja que las verduras se vayan haciendo poco a poco hasta que el puerro y el ajo estén un poco dorados (cuidado con que no se quemen). Resérvalas.
  • En otra sartén grande, preferentemente de aluminio, pon 4 cucharadas de aceite, a fuego fuerte.
  • Echa los trozos de pollo y fríelos hasta que queden bien sellados y dorados. Echa sal y pimienta al gusto y deja que se hagan durante 1 o 2 minutos más.
  • Añade la nata y mézclala bien con el pollo. Rasca el fondo de la sartén con una espátula de madera para que se desprendan los jugos caramelizados del pollo y la salsa te quede más sabrosa.
  • Echa ahora las verduras caramelizadas que tienes en la otra sartén y las 2 cucharadas de “sazonador para ensaladas”. Mézclalas bien con el pollo y la nata.
  • Deja que la salsa reduzca, a fuego medio, removiendo a menudo, hasta que tenga una textura cremosa y un color tostado (ver foto).

POLLO EN SALSA CREMOSA 1COMENTARIO DE CARMYLA

Hoy tenía pechugas congeladas. Generalmente, al freírlas o asarlas a la plancha, quedan un poco más secas que cuando las compro frescas.

Por eso, he estado pensando en una forma de cocinarlas para que me quedasen más jugosas.

Lo primero que tenía claro es que tenía que hacerlas en trozos relativamente grandes y lo segundo, que tenían que tener una salsa.

El resultado lo puedes ver en las fotos, un pollo cocinado en una salsa cremosa con verduras. No te miento si te digo que ha quedado para chuparse los dedos.

En la preparación de la receta, he escrito que es mejor freír el pollo en una sartén de aluminio. La razón es que, cuando utilizas una sartén de este tipo, (que no es antiadherente), parte del pollo y de sus jugos se quedan pegados al fondo y se caramelizan. Cuando añades la nata y sueltan estas partículas caramelizadas, con ayuda de una espátula de madera, éstas pasan a formar parte de la salsa y aportan un sabor y un color deliciosos.

Sé que esta receta te va a gustar porque el pollo queda jugoso y muy sabroso.

Saludos de Carmyla.

88x31

SANDÍA “GLACÉ”

SANDÍA GLACÉ plato

SANDÍA “GLACÉ”

 

¡Este SI es tu helado de dieta!

Puedes comer tanto helado como piezas de fruta comerías dentro de una dieta sana o de un régimen para bajar de peso.

Como puedes ver por las fotos, estos triangulitos quedarán fabulosos si los incluyes en un buffet de tapas y le añades una bola de helado de otro color, o un flan casero de huevo o de café (ver recetas en el blog). Gustará a todo el mundo y te aseguras un postre casero, sano, sencillo, sabroso y con pocas calorías.

 

DESCRIPCIÓN: triángulos de sandía helada

 

Ingredientes: para 4 personas

  • ¼ de SANDÍA sin pipas

Preparación:

  • Corta la sandía en láminas de unos 2 cm, a lo ancho.
  • Parte cada lámina por la midad, de forma que obtengas 2 triángulos de cada lámina (ver foto)
  • Coloca los triángulos de sandía en un plato de forma que queden montandos unos encima de otros. La idea es que se puedan separar con facilidad una vez congelados (ver fotos).
  • Tapa el plato con plástico de cocina y mételo en el congelador, al menos, 2 horas.

SANDÍA GLACÉ tapa

COMENTARIO DE CARMYLA

 

Hoy te presento el helado más sano del mundo: “sandía glacé”. Nunca vas a probar un helado más natural, sabroso y refrescante.

Sin conservantes ni colorantes, sin grasas ni azúcar añadido.

Le he puesto un nombre más especial porque, a pesar de que es de lo más sencillo de preparar, no tiene nada que envidiar a ningún helado de fruta.

Es ideal para que los niños coman fruta en verano. Te lo puedes llevar a la playa o la piscina en una nevera o en una bolsa de congelación.

Es el único helado del que no te tienes que preocupar de si se derrite o no porque, en el peor de los casos, te comerás una deliciosa sandía fresquita.

Te va a dar mucho juego en verano cuando ya no puedas aguantar el calor y no tengas ganas de comer una bomba de calorías en forma de helado.

La textura es la de un polo de hielo. Piensa que la sandía es un 95% de agua por lo que este agua se congela con facilidad.

Ya te iré dando más ideas de helados con otras frutas. Por ahora, disfruta con esta sandía “glacé”. Sé que te va a parecer una idea estupenda.

 

Saludos de Carmyla.

88x31